La cajera de un negocio en Rusia evitó de forma insólita un asalto. Evidentemente, el delincuente no entró muy decidido a cometer el robo. Entrá y mirá.