Nahuel Guzmán se ganó un lugar de privilegio en el fútbol mexicano gracias a su particular forma de atajar, mucho más involucrado en el juego de equipo. Sin embargo, es esta misma costumbre la que, una vez más, lo dejó en ridículo.
En el duelo entre Tigres y Tijuana del último sábado por la Liga MX, el también arquero de la Selección argentina (debilidad del DT Gerardo Martino) intentó cortar un ataque afuera del área, como suele hacer cada vez que el rival se acerca mediante pelotazos, aunque al querer pararla con el pecho calculó mal y le sirvió el gol al colombiano Dayro Moreno, que no perdonó.

Guzman
Cabe destacar que no es la primera que el arquero sufre este tipo de deslices, ya que son reiteradas las ocasiones en las que su costumbre de jugar adelantado le termina jugando una mala pasada.