Su padre trabajaba en la clínica y por eso decidió entrar para ver cómo era por dentro. Escuchó un llanto y por eso decidió volver a la casa por herramientas para ver de qué se trataba. Después de horas de trabajo se topó con un pequeño felino que se llevó a la casa.


gato hospital abandonado