La compañía de recursos humanos Nexian reveló una serie de tips que hay que tener en cuenta. Las actitudes de tu jefe son claves para saber si te está yendo bien o no tanto.
El director de la compañía de recursos humanos David Monge fue el que estuvo a cargo de hacer la lista:

  1. Aprendé a entender los mensajes de tu jefe: cuando tu superior cambia de actitud solo con vos y no con el resto de tus cumpañeros o empleados podría ser un problema
  2. Tener errores en el trabajo es algo normal que a cualquiera puede pasarle. El problema es si tu jefe no se preocupa por ellos y no te dice nada al respecto o ni siquiera escucha demasiado tus disculpas. Si es así, podría saber que van a reemplazarte y ni preocuparse por eso porque sabe que no vas a estar más
  3. Si te están llamando la atención todo el tiempo o si acentúan tus errores podría ser otra señal de que ya no te quieren demasiado por ahí
  4. ¿Antes no podías parar de trabajar un segundo y ahora te dan cada vez menos tareas? Podría ser que ya no confían en vos para realizarlas. No es una buena señal que te den menos trabajo
  5. Si tus tareas comienzan a dárselas a otra persona de la compañía, podrían estar limpiándote de a poco y eso no es nada bueno.