Emulando a la taquillera Ronda Rousey y a tantas otras deportistas, la tenista danesa Caroline Wozniacki se animó a sacarse la ropa y realizó un sensual body painting que levantó la atención de todo el mundo deportivo.
Se trata de la característica producción para la prestigiosa revista Sports Illustrated que esta vez se llevó a cabo en la isla de Petit St. Vincent en el Caribe y que duró más de 15 horas.

Wozniacki
"Todavía no lo puedo creer, me encantan las imágenes", manifestó la Nº19 del mundo, una de las tenistas más carismáticas del circuito actual, que en su cuenta de Twitter también compartió algunas fotos y mostró su alegría al ver la producción terminada.

Embed
Embed