El mismo Mick Jagger compartió en su cuenta oficial de Facebook un video con imágenes de los recitales en el Estadio Único de La Plata, donde se puede ver que hubo al menos una candela entre el público.
"Gracias Argentina por estas increíbles tres noches en La Plata! Nos encanta tocar para ustedes. ¡¡Definitivamente acá hacen el mejor pogo del mundo!!", escribió el líder de la mítica banda inglesa, adjuntando el video con distintas escenas de los shows y que comienza con él pronunciando esa misma frase en vivo.

Embed
La Plata Pogo

¡Gracias Argentina por estas increíbles tres noches en La Plata! Nos encanta tocar para ustedes. ¡¡Definitivamente acá hacen el mejor pogo del mundo!!Thank you Argentina for an amazing three nights at La Plata! It always feels great to play for you guys. You are the best pogo-ers in the world!!#StonesArgentina

Posted by Mick Jagger on lunes, 15 de febrero de 2016
Sin embargo lo que llama la atención en el registro no es sólo la euforia del público argentino, sino que en una de las imágenes se ve cómo en el campo alguien agita una bengala roja en el aire, elemento que nunca debería haber podido ingresar al predio, y que recuerda a uno de los hechos más tristes de la historia reciente: Cromañón.

ANTECEDENTES FATALES

El incendio producido la noche del 30 de diciembre de 2004 en República Cromañón, ubicado en el barrio de once, durante un recital de la banda de rock Callejeros, es uno de los episodios que más impactó en la sociedad argentina y el que puso la lupa sobre el uso de bengalas en recitales. El incendio provocó una de las mayores tragedias no naturales en el país, dejando un saldo de 194 muertos y al menos 1432 heridos.

Más cerca en el tiempo, el 30 de abril de 2011, y también en la ciudad de La Plata como las recientes presentaciones de los Stones, pero esa vez en el autódromo Roberto Mouras de la ciudad, Miguel Ramírez de 32 años había ido a ver junto a familiares y amigos un recital de La Renga. Sobre el final del primer tema el fogonazo de una bengala impactó en la parte derecha de su cuello y por la herida fue internado en coma profundo y con "muerte cerebral". Terminó falleciendo nueve días después, tras varios paros cardiorespiratorios.