El papa Francisco ofreció este martes una misa en el estado mexicano de Michoacán, una de las zonas mas violentas del país.
El sumo pontífice llegó este martes a la ciudad de Morelia, capital del estado de Michoacán, para continuar su gira mexicana, iniciada el pasado 12 de febrero. El papa fue recibido por el gobernador Silvano Aureoles y trasladado posteriormente al estadio Venustiano Carranza, donde oficializó una misa con la presencia de sacerdotes, religiosas y seminaristas, según la prensa local.


francisco - México

En su mensaje Francisco insistió en su crítica a la corrupción que paraliza México y contra los traficantes de la muerte ante 300.000 personas. En su visita al estado de Chiapas, igualmente castigado por la pobreza y violencia, denunció la exclusión de los indígenas.

Durante su discurso el papa Francisco llamó a los obipos a no caer en la tentación de la resignación y no olvidarse de la madera de la que fueoron hechos.

"Ni somos ni queremos ser funcionarios de lo divino, no somos ni queremos ser nunca empleados de Dios, porque somos invitados a participar de su vida, somos invitados a introducirnos en su corazón, un corazón que reza y vive diciendo: "Padre Nuestro" ¿Qué es la misión sino decir con nuestra vida: "Padre nuestro?", manifestó.

Francisco en México


Jorge Mario Bergoglio agradeció al arzobispo de Morelia, Alberto Suárez Inda Arzobispo que haya querido que usara el báculo y cáliz de "Tata" Vasco Vázquez de Quiróga, primer obispo de Morelia que trabajó en pro de las comunidades purépechas.

Además oró por el descanso del arzobispo emérito de Hermosillo, Sonora, Carlos Quintero Arce, quien falleció la noche del lunes a la edad de 96 años