Las niñas fueron operadas en Arabia Saudita. Tenían un 60 por ciento de probabilidades de sobrevivir a la intervención, que duró unas 10 horas.
Las siamesas sirias Tuqa y Yakeen Al Khadar hicieron historia el fin de semana pasado tras sobrevivir a una operación de 10 horas para ser separadas. Estaban unidas por el cráneo, pero sus cerebros están bien formados y son independientes.

siamesas 1.jpg
Las niñas, de cuatro años, fueron operadas con éxito en el Specialist Children's Hospital de Riyadh, en Arabia Saudita, informó el sitio Emirates247. Al menos 22 médicos y enfermeras participaron en la intervención de las siamesas, que tenían un 60 por ciento de probabilidades de sobrevivir.

siamesas 2.jpg
El caso de las siamesas es conocido como "craniopagus" y se produce en uno en 2.5 millones de nacimientos en todo el mundo.

El padre de las chicas, Hussein Al Khadr, le había pedido ayuda al rey Abdullah de Arabia Saudita en 2013 al explicar que no tenía el dinero necesario para costear las operaciones previas a la separación de sus hijas.