Policías de San Luis retiraron un cráneo humano que había sido depositado como ofrenda en una ermita dedicada a San La Muerte, tras ser alertados por un transeúnte.
Del hallazgo macabro dio cuenta en la tarde de ayer un transeúnte que llamó al 911, luego de pasar por la ermita emplazada en la banquina este de la avenida 25 de Mayo casi Ruta del Portezuelo, a metros del Hospital Materno Infantil "Teresita Baigorria", informaron fuentes policiales de la comisaría 28° de la ciudad de La Punta.

El cráneo, que poseía casi toda su dentadura, fue trasladado por orden del juez de turno a la morgue judicial, donde será analizado.

Los policías intervinientes constataron que cerca del cráneo habían sido prendidas velas blancas a modo de ritual de ofrenda.

La entidad venerada en el culto de San la Muerte se representa con un esqueleto tallado en madera dura, hueso de animales e incluso, humanos, que porta una guadaña hecha de lata. El mito sostiene que a cambio de una ofrenda, San la Muerte ofrece protección a las balas.