El SMN emitió un aviso para la provincia de Buenos Aires, la Capital Federal, Mendoza, Entre Ríos y Santa Fe. Rige al menos hasta las 22 y no se descarta la caída de granizo. El mal tiempo continuará durante toda la mañana del miércoles, en un nueva jornada calurosa. La sensación térmica llegó este martes a los 38,5 grados.

Las temperaturas tórridas no ceden en el área metropolitana y tampoco parece que vayan a bajar, pese a la llegada de fuertes lluvias que anticipa para este martes por la noche el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Para mañana se espera una máxima de 31 grados con elevada sensación térmica; el jueves 32 grados, y el viernes 30. Las mínimas rotarán entre los 22 y 24 grados.

El organismo del tiempo, que mantiene la "alerta amarilla" por la ola de calor, emitió además alerta por tormentas intensas para el norte, centro y sudeste de la provincia de Buenos Aires, sur y centro de Córdoba, noreste de Mendoza, norte de San Luis, sur de Santa Fe, la ciudad de Buenos Aires y el Río de la Plata.

"En el área de cobertura prevalece una masa de aires caliente, húmedo y muy inestable", explica el SMN. "Algunas de estas tormentas pueden alcanzar intensidad fuerte o severa, provocando en forma localizada fuerte actividad eléctrica, abundante caída de agua en cortos periodos de tiempo, granizo y ráfagas", señaló el organismo dependiente del Ministerio de Defensa.

El SMN determinó el cese del alerta para el sudeste de Mendoza, sur de San Luis, La Pampa, sudoeste de la provincia de Buenos Aires y el este de Río Negro.