El gobierno de Brasil le presentará este jueves a la Argentina una propuesta de libre comercio automotriz, en medio de una fuerte crisis económica en el socio mayor del Mercosur.
Así lo adelantó este martes el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio exterior, Armando Monteiro, quien consideró que "las condiciones están dadas", y la oferta se hará a más de dos décadas del inicio formal del Mercosur.

En declaraciones al diario O Estado de Sao Paulo, Monteiro dijo que los países del Mercosur "caminan para el libre comercio en el sector automotor. Las condiciones están dadas".

Se espera que la Argentina rehúse por ahora un avance en ese sentido, aunque Monteiro dijo estar confiado en la "postura liberal del nuevo gobierno para cerrar la propuesta".

Las automotrices brasileñas enroladas en ANFAVEA presentaron una propuesta a sus pares argentinos de ADEFA, pero fue "mal recibida".

Monteiro también entablará negociaciones en vistas al demorado acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea y, en lo estrictamente bilateral, cuestiones fitosanitarias y referidas a los mercados de lácteos, duraznos y cerdos.

La insistencia de Brasil en liberalizar el comercio automotor tiene lugar en medio de una crisis económica del país vecino, con especial impacto en el sector automotor.

Según datos de ANFAVEA, en enero hubo una caída interanual del 38,8% en las ventas de vehículos y del 18,3% en las exportaciones.

El comercio automotor argentino-brasileño se rige por un acuerdo con cuotas, prorrogado en varias oportunidades y cuyo vencimiento está fijado para el primer de julio próximo.

El acuerdo establece que por cada dólar exportado por la Argentina, Brasil puede exportar 1,50 dólares como contrapartida.