Los policías bonaerenses Fernando Pengsawath y Lucrecia Yudati protagonizaron un emotivo reencuentro en la clínica donde permanecen internados tras el ataque a balazos sufrido por parte de los prófugos del triple crimen de General Rodríguez en la madrugada del 31 de enero último.
Un amigo de los agentes subió una foto de ambos en la red social Facebook, el martes en una habitación del Centro Médico Fitz Roy, ubicado en la calle Acevedo 856, del barrio porteño de Palermo.

"El reencuentro de los Héroes Rancheros!!!!!!!!", escribió el usuario sobre los dos agentes que resultaron gravemente heridos de bala.

Embed
Yudati, de 33 años, recibió lesiones en una pierna, mientras que Pengsawath, de 22 años, fue baleado en el abdomen.

Todo ocurrió a las 4 de la madrugada del 31 de enero, a la altura del kilómetro 100 de la ruta provincial 20, a tres kilómetros de Ranchos, donde el Pengsawath detuvo la marcha de una camioneta Ford Ranger en un control vial.

Embed
Dos de sus ocupantes se bajaron y comenzaron a disparar, tras lo cual escaparon a toda velocidad. Luego se determinó que se trataba de Víctor Schillaci y de los hermanos Martín y Cristian Lanatta, quienes finalmente fueron recapturados días más tarde en la provincia de Santa Fe.

Los tres se habían fugado el domingo 27 de diciembre del penal bonaerense de General Alvear. Todos recibieron condenas a perpetua por el triple crimen ocurrido en agosto de 2008, cuyas víctimas (Sebastián Forza, de 34 años, y Damián Ferrón, de 37, y Leopoldo Bina, de 35) estaban relacionadas con el tráfico de efedrina.