"Hay que respetar la vida natural, ellos necesitan el contacto con el agua para vivir", explicó un biólogo marino luego de la muerte de un animal que fue tomado por turistas para fotografiarse en Santa Teresita.
Especialistas en biología marina advirtieron este miércoles a los turistas que no deben sacar delfines del agua y destacaron que se debe comunicar a las autoridades para rescatar a los que puedan aparecer en la costa, tras la muerte de un animal tomado por turistas para fotografiarse en una playa de Santa Teresita.
"Hay que respetar la vida natural, ellos necesitan el contacto con el agua para vivir", sostuvo en declaraciones televisivas el biólogo marino Federico Argemi, y manifestó que "hay que protegerlos, respetar la vida".
El especialista dijo que "es común ver en esta época del año" especies de delfines en la costa y afirmó que "bajan a buscar comida".

Argemi explicó que el delfín que murió en una playa de Santa Teresita, de donde fue sacado por un grupo de turistas para tomarse una fotografía, "es un franciscano". "Se trata de un ejemplar juvenil, porque de adultos llegan a medir hasta un metro setenta", expresó el biólogo marino.
Argemi sostuvo que "los cetáceos necesitan el contacto con el agua. Si su estado no es óptimo, mueren en forma rápida. Mueren por deshidratación".
"Ante la presencia de delfines en la costa, se debe comunicar a las autoridades para que los rescaten, no hay que tocarlos", advirtió el especialista.
En ese sentido, dijo que "el responsable del rescate es el Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (Opds), que tiene una red de rescate".
El hecho fue registrado ayer por un turista y denunciado por la Fundación Vida Silvestre. La organización manifestó que fueron retirados de la playa, junto al mar, dos ejemplares de delfines franciscanos o delfines del Plata, uno de los más pequeños, que miden entre 1.30 y 1.70 metros de largo, y habitan aguas de Argentina, Uruguay y Brasil.
En un comunicado, la fundación manifestó que "la ocasión sirve para informar a la población sobre la necesidad urgente de devolver a estos delfines al mar ante el encuentro con uno en la orilla".
"Es fundamental que las personas ayuden al rescate de estos animales, porque cada franciscana cuenta", advirtió.