Lo confirmó el ministro de Salud nacional, Jorge Lemus. "Hubo amenazas y hechos vandálicos en el hospital", aseguró y ordenó realizar una investigación para corroborar qué pasó con el resonador dañado. No descartó nuevas presentaciones judiciales. El director del centro de salud advirtió, que "no es casual" que "en un feriado no anden 25 ascensores".

El ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, confirmó este miércoles que el Gobierno realizó una denuncia por daño al patrimonio del Hospital Posadas y aseguró que hubo "amenazas y hechos vandálicos" en ese centro de salud.

"Se creó una comisión normalizadora a cargo del actual director del hospital para hacerse cargo de su conducción", explicó Lemus en una conferencia de prensa que brindó junto al director del Posadas, Alberto Díaz Legaspe; el ministro de Justicia, Germán Garavano; y el ministro de Modernización, Andrés Ibarra.

En tal sentido, Lemus explicó que "la comisión está formada por seis miembros y realizó un relevamiento de la situación del hospital y detectó irregularidades. En 2015 ingresaron 2035 agentes, la mitad de los cuales ingresaron en áreas administrativas poco tiempo antes de que finalizara el período del gobierno saliente". "Hubo amenazas y hechos vandálicos en el hospital", denunció.

"Una silla de ruedas apareció adentro del resonador magnético. También dejaron de funcionar los 25 ascensores al mismo tiempo. Presentamos una denuncia por daño al patrimonio del hospital", sostuvo e informó: "Ya tendremos una idea de cuál es el alcance de estos daños".

En tanto, Díaz Legaspe afirmó que encontró "una situación de deterioro importantísimo" del hospital, y detalló: "Detectamos -con dificultad para conseguir información fehaciente- distintas irregularidades: administrativas, de gestión de personal, equipos deteriorados. En el hospital se vive un ambiente de amenaza permanente. Esto dificulta el normal trabajo de los equipos de salud".

"No nos cierra que sea todo tan causal. El hecho de que en un feriado haya 25 ascensores fuera de servicio nos parece demasiada coincidencia", denunció y agregó: "El tema del resonador es realmente doloroso, presentamos el caso a la Justicia, es muy difícil que esto sea un accidente. En el caso más leve que podemos interpretarlo decimos que es una negligencia muy grave".

En ese sentido, enfatizó: "No conozco la afiliación política de los empleados del hospital. No puedo atribuir a afiliaciones políticas el funcionamiento del hospital. Deben custodiar el derecho a la vida".

Asimismo, Garavano informó que "se dispuso una custodia en el lugar por parte de fuerzas federales".