El presidente americano destacó su rechazo hacia el magnate en una rueda de prensa en California
Es un tipo de intervención en campaña poco habitual para un presidente en ejercicio. Barack Obama dudó este martes de la capacidad del favorito en las primarias republicanas, Donald Trump, para ejercer el cargo de presidente.

Obama

Además, criticó la retórica de los candidatos de ese partido al tiempo que evitaba tomar partido en las primarias demócratas, pero sin dejar de opinar. "Sigo pensando que Trump no será presidente", dijo Obama en una rueda de prensa en Rancho Mirage, en el sur de California. "La razón es que tengo mucha confianza en el pueblo americano. Ser presidente es un trabajo serio. Esto no es presentar un talk-show o un reality show".

El magnate quedó segundo en las primarias de Iowa, la primera cita de los partidos para decidir su candidato a presidente, y ganó las de New Hampshire. Es el primero en las encuestas en Carolina del Sur.

"No se trata de promoción ni de márketing. Es un trabajo duro. Hay mucha gente que cuenta con nosotros para hacer las cosas bien"
, manifestó Obama. "Cualquiera que ocupe el sitio en el que yo estoy ahora tiene consigo los códigos de las armas nucleares, puede ordenar a jóvenes de 21 años que abran fuego y se tiene que asegurar de que el sistema bancario no se hunde, y a menudo no solo es responsable de los Estados Unidos de América, sino de otros 20 países que tienen grandes problemas, o que se están desintegrando, y nos miran a nosotros para que hagamos algo", concluyó.