Warren Richardson recibió la máxima distinción del fotoperiodismo mundial por una imagen en blanco y negro que tomó en 2015 en la frontera entre Serbia y Hungría. En la foto se ve cómo dos hombres pasan por un alambrado a un bebé.
"Estuve 4 o 5 días y noches en la frontera, pero este momento fue muy rápido: los refugiados venían y venían", declaró el ganador durante la conferencia de prensa, y añadió que no se dio cuenta de que lo que estaban pasando a través de la valla "era un bebé".

Richardson, que trabaja como freelancer, comentó que la foto nunca fue publicada.

Mirá otras de las fotos reconocidas:

mauriciolima.jpg

danielochoadeolza.jpg

sebastianliste.jpg