El Impuesto es un tributo que alcanza a alrededor del 10% de los trabajadores en blanco de la Argentina y que hasta hoy lo pagaban aquellos que recibíann un sueldo bruto superior a los $15 mil.
La última vez que se elevó el mínimo no imponible fue en agosto de 2013, cuando la por entonces presidente Cristina de Kirchner había establecido a través del Decreto 1242/13 que sólo serían afectados por aquellos que percibieran salarios brutos a partir de $15 mil pesos.

Sin embargo, hacia mayo de 2015, a través de la Resolución 2.437, el Gobierno redujo las escalas de Ganancias para sueldos de hasta $ 25 mil. En ese momento, la reducción en el impuesto benefició hasta al 69% de los trabajadores que alcanzados por el impuesto implicando una mejora del salario de bolsillo de hasta 6%.

Seguí leyendo en ambito.com.