La dura derrota de Independiente ante Rosario Central calentó los ánimos de todos en el club de Avellaneda y Pablo Moyano, hijo del presidente Hugo Moyano, disparó que él y su padre renunciarían a sus cargos debido a los insultos que recibieron.
"A partir de ahora Hugo y Pablo Moyano renunciamos y que se hagan cargo todos los bóludos que nos putean en el club ! Chau", escribió el dirigente camionero pasada la medianoche en su cuenta de la red social Twitter.

Sin embargo, luego del anuncio de Mauricio Macri en Casa Rosada sobre el Impuesto a las Ganancias, el mandamás del club de Avellaneda desestimó esta chance y, entre risas, aseguró: "No me voy de Independiente".

Pablo Moyano, que es vocal de Independiente pero toma las decisiones junto a su padre, explotó desde la red social luego de recibir insultos de hinchas tras la derrota 2-0 frente a Rosario Central, por la tercera fecha del torneo.