El ministro de Energía, Juan José Aranguren, estimó este jueves que los cortes programados "seguirán hasta termine la ola de calor" e insistió en que llevará dos años "corregir" las dificultades en el sistema eléctrico.
El funcionario argumentó que ese mecanismo no implica ahorro de costos, sino que "evita que le toque siempre al mismo usuario".

Embed
Pronosticó, además, que en dos años "se corregirá lo vinculado con el sistema de distribución" y se saldrá de la emergencia eléctrica.

Embed
Por otro lado, indicó que el impacto del aumento total en las tarifas se comenzará a sentir a partir de abril, aunque señaló que desde febrero se empezará a percibir "si el mayor costo impulsa a los usuarios a consumir menos".