Las negociaciones entre los funcionarios del gobierno de María Eugenia Vidal y el Frente Gremial Docente quedaron deste jueves formalmente pospuestas sin fecha, mientras se afianza la posibilidad de instrumentar la negociación en dos tramos.
Formalmente la negociación fue convocada para el miércoles y luego pospuesta para este jueves, pero finalmente se volvió a posponer sin fecha, más allá de que el dialogo entre los funcionarios y dirigentes está abierto, según consideraron fuentes de la negociación.

Los equipos de Vidal trabajan para intentar presentar una oferta salarial que se acerque al reclamo de los gremios y al 40% acordado a nivel nacional, para evitar medidas de fuerza en el inicio de clases previsto para el lunes 29.

Roberto Baradel, secretario General de SUTEBA, volvió a reclamar que "se mejore sutancialmente" la última oferta del 24,1%, para llevar el sueldo inicial a 10 mil pesos. "Creemos que el aumento tiene que ser muy fuerte ahora en marzo, llegar entre el 35 y el 40 por ciento de aumento, a 10 mil pesos. Y después, dejar la paritaria abierta o establecer fechas de reapertura para monitorear el tema de la inflación", consideró.

El gremialista reconoció que la Provincia afronta "dificultades económicas", pero indicó que "la Nación debe asistirla en caso de que haya inconvenientes".

Embed
La resolución operada en la negociación paritaria nacional es decodificada en la provincia de Buenos Aires como "auspiciosa", pues los referentes gremiales hacen extensiva la actitud política de Esteban Bullrich a los funcionarios provinciales, pero sobre todo extrapolan el porcentaje de aumento otorgado, el 40 %, en ese contexto a la negociación bonaerense.

Así las provincias en general y Buenos Aries en particular, ahora esperan que el Gobierno Nacional defina la "asistencia" que una definición de estas características implica para el conjunto de jurisdicciones.

No obstante, la particularidad que presenta la provincia de Buenos Aires, con sus 14 mil establecimientos educativos, 11 mil de gestión pública, más de 300 mil docentes y unos 4,5 millones de alumnos, empieza a mostrar la posibilidad que la negociación, este año, sea en dos tramos.

Embed