Un hombre dedica parte de sus escasos ingresos y su valioso tiempo para hacerle compañía y llevarle comida, y ahora más personas conocen su historia.
Ponso es el único sobreviviente de un grupo de chimpancés que fueron abandonados hace 30 años en una isla de Costa de Marfil por los responsables del Centro de Hemoterapia New York tras haber sido usado para una serie de estudios.

Solo y sin capacidad de alimentarse por sí mismo, el primate depende hoy en día de la voluntad de Germain, un hombre que invierte parte de sus escasos ingresos y de su valioso tiempo para mantenerlo con vida, y lo que es más, para hacerle compañía.

Embed

PONSO- A MIRACLE SURVIVOR ABANDONED BY NYBC:Meet Ponso, lone survivor of 20 lab chimps left to die by the New York...

Posted by New York Blood Center: Do the Right Thing on jueves, 14 de enero de 2016
La historia de Ponso, que tiene unos 40 años, se volvió viral esta semana a través del sitio The Dodo después de que el chimpancé se hiciera de una nueva amiga: Estelle Raballand, la directora del Centor de Conservación de Chimpancés de Alto Níger, en Guinea, quien fue de visita a Costa de Marfil acompañada por Germain.

Embed

J'ai un nouvel ami! Pour plus d'info sur Ponso et son histoire facebook: SOS PONSO ou...

Posted by Estelle Raballand on jueves, 11 de febrero de 2016
El Centro de Hemoterapia de Nueva York abandonó a Ponso hace décadas en Costa de Marfil, pero los estudios que realizaron en el chimpancé les reportó unos 400 millones de dólares en ganancias, por lo que un grupo de activistas reclaman que la institución se haga cargo de su cuidado.

El caso de Ponso se suma al de un grupo de 66 chimpancés que fueron abandonados económicamente por el mismo centro de investigación tras ser utilizados para estudios en Liberia, informó el sitio The New York Times.