El ex secretario de Comercio Interior criticó en C5N a Graciela Bevacqua y contó el incómodo momento en el que ella "transpiró" al hablar de corpiños. También confesó que "agarró y sacó" de su oficina a un funcionario que hacía "cosas que no correspondían".
El ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno criticó a la técnica desplazada del INDEC, Graciela Bevacqua, y contó una anécdota que según él grafica que la mujer "no tenía ni actitud ni formación para estar al frente del Estado".

"Ella no pudo calcular la inflación en el proyecto nacional y popular, y tampoco en el proyecto oligárquico",
sostuvo Moreno en C5N en referencia al desempeño de la funcionaria durante el kirchnerismo y posteriormente en el gobierno de Mauricio Macri, del que fue desplazada días atrás.
En tal sentido, contó su anécdota personal con la Bevacqua. "La cité en 2006, ella calculaba la inflación", recordó y explicó que en ese momento le enviaron a su oficina "una cantidad de corpiños que coincidían con el producto que había escalado de precio".
Moreno
"Le dije a Bevacqua que aumentaron los corpiños. Le pregunté cuál era el corpiño que ella estaba midiendo. Se dio vuelta y vio a todos los corpiños. Con el esquema, la señora Bevacqua empezó a transpirar porque no me sabía decir cuál era el corpiño que medía. Empezó a transpirar, se puso mal, empezó a tartamudear y suspendió la reunión".

Cuando se le preguntó si durante su gestión tuvo algún "exceso personal", Moreno lo negó pero contó otra anécdota. "Una vez un funcionario mío que estaba haciendo cosas que no correspondían fui, abrí la puerta, lo agarré y lo saqué", reconoció el ex funcionario.