El auto con el que su conductor atropelló a seis personas y mató a tres de ellas a la salida de un baile de carnaval fue encontrado por la Policía desguazado y enterrado en el predio de una casa, cuyos habitantes fueron detenidos, aunque el responsable de la tragedia continúa prófugo.
El rodado había sido ocultado en un pozo, detrás de una casa ubicada en la localidad de El Tala, ubicada a 10 kilómetros del lugar de la tragedia, en cuyo interior fueron encontrados el motor y otras partes del rodado.

Personal de la Unidad Regional Este de la Policía aprehendió a cuatro personas en el lugar del hallazgo y participaron del operativo el fiscal de Instrucción Penal de la IV° Nominación, Diego López Ávila y el comisario Luis Pereyra.

auto enterrado tucuman3.jpg
Gentileza: Comunicaciontucuman.gob.ar
Gentileza: Comunicaciontucuman.gob.ar
Según testigos, en la madrugada del lunes, el automóvil subió a la banquina, embistió a seis personas que salían de un baile de carnaval y se dio a la fuga.

A raíz del impacto fallecieron Sol Maribel Álvarez, de 13 años, Hugo Daniel Barrera (25) y Marcela Giménez (40).

El conductor del Renault, que tenía puesta una remera blanca, escapó y permanece prófugo, según lo informado por los investigadores.