Los docentes nacionales y el Gobierno pospusieron la firma del acuerdo que habían alcanzado con el ministro Esteban Bullrich y que iba a realizarse este viernes. "Se perdió la buena fe en la negociación", afirmó el secretario de UDA, Sergio Romero.

La firma de la paritaria nacional docente quedó suspendida hasta nuevo aviso, luego de que se pospusiera el encuentro entre el Gobierno y los maestros. De esta manera, se retrasa el cronograma de reuniones para las negociaciones en los distritos, entre ellas las de la Ciudad y de la provincia Buenos Aires.

El pasado martes, el ministro de Educación Esteban Bullrich les hizo a los sindicatos nacionales una oferta salarial de un 25% de aumento en dos veces, más la mejora de unos incentivos lo que redundaría en un incremento global del 40%. Puntualmente, el salario mínimo docente sería de $7.800 a partir del 1° de febrero y a $8.500 a partir del 1° de julio, con un aumento del Fondo de Incentivo Docente (FONID) que en llegaría a $1.010.

"Esto garantiza que ningún docente del país va a ganar menos de $8.500. Ese es el objetivo del aumento del piso salarial", resaltó el Bullrich en esa oportunidad.Esta oferta le complicó el panorama a las provincias en general y a la de Buenos Aires en particular, pues les subió el piso de negociación sorpresivamente.

Fuentes de la cartera laboral consutadas por minutouno.com afirmaron que si bien no hay fecha para una nueva reunión con los docentes, "estamos dejando que las provincias trabajen".

En declaraciones radiales, el presidente Mauricio Macri recordó este viernes que existe un límite para los aumentos que fijó en "el 25% a nivel de cada provincia".

El secretario general de UDA, Sergio Romero, aseguró que el Gobierno "intentó poner un piso del 25%", por lo que "terminamos no firmando el acta". "Considero que se ha perdido la buena fe en la negociación", expresó en declaraciones radiales.

Se ha perdido la buena fe en la negociación

"La paritaria se trabó, estamos totalmente contrarreloj, y si no se definen las cosas pronto y en los términos que detalló el jefe de la cartera educativa nacional, entraremos en un escenario de conflicto", señalaron fuentes sindicales.

Los cinco sindicatos docentes de nivel nacional brindarán una conferencia de prensa esta tarde para dar detalles sobre la situación de las negociaciones con el gobierno de Mauricio Macri. El encuentro se realizará a las 15 en la sede de Ctera, Chile 654, Ciudad de Buenos Aires.

Este panorama complica las negociaciones en los distintos distritos y el inicio de las clases aún está en duda. La paritaria porteña tenía prevista su reunión para esta tarde pero, ante la noticia de la nueva suspensión del acuerdo nacional, dejaron la reunión para la semana que viene, sin fecha prevista.

La situación se repite en varias provincias, entre ellas Buenos Aires, donde diversas fuentes confirmaron a Télam que la convocatoria a una nueva reunión está atada a la firma del acuerdo nacional.

Fuentes del gobierno de María Eugenia Vidal habían explicado que mantendrían "reuniones y contactos informales con los equipos técnicos de los gremios docentes en busca de acercar posiciones sobre el aumento salarial para el sector".

Mientras tanto, desde el Ministerio de Educación nacional se espera que el tiempo hasta que se cristalice el acuerdo sea utilizado por los distritos para continuar negociando".

Por ejemplo, en Catamarca ya se descontaba que el acuerdo nacional se cerraría y que se incluiría una ayuda nacional para cumplir con los salarios mínimos establecidos.

La reunión entre el gobierno de Lucía Corpacci y los gremios está fijada para hoy a la tarde, pero también corre peligro por la presencia del gremio ADUCa en la mesa de negociación, representación que es rechazada por la Intersindical Docente, es decir ATECa, SUTECa, UDA, SIDCa y SADoP.

Por último, en Río Negro la reunión prevista para el próximo lunes puede ser definitoria: el pedido de los gremios es de 40 por ciento de aumento salarial y, de no llegarse a un acuerdo, no se iniciarían las clases.