Ocurrió entre las ciudades de Carnerillo y Cabrera, en Córdoba. En ese lugar había una alcantarilla que literalmente desapareció. En la zona, cayeron unos 110 milímetros.
La ruta nacional 158, que une las ciudades cordobesas de San Francisco y Río Cuarto, quedó totalmente destruida en un tramo debido a las fuertes lluvias que azotaron a esa provincia.

Embed
El asfalto se vino abajo en el kilómetro 244 de esa carretera, entre las ciudades de Carnerillo y General Cabrera. Ante esta situación, Vialidad dispuso un desvío por la ruta E-90.

El intendente de Carnerillo, Iván Galfré, dijo que la copiosa lluvia "de unos 110 milímetros" fue de madrugada. "El corte de ruta nos complica porque hay que hacer un rodeo para ir a distintos lugares", señaló el jefe municipal.