Aquellos fondos que rechazaron la oferta podrían enfrentar una quita mayor a la propuesta realizada por la Argentina el pasado 5 de febrero y que implica una quita del 27,5 por ciento.
A las 19 (hora argentina, 17 de Nueva York) de este viernes, venció el plazo para que los fondos buitre acepten la oferta de pago con una quita del 27,5% realizada por la Argentina con el propósito de poner fin a la disputa que se dirime en tribunales de los Estados Unidos.

Aquellos tenedores de bonos en default que no acepten la propuesta podrían alcanzar un acuerdo menos beneficioso con un descuento del 30% o bien seguir litigando por el 100% del valor nominal de los bonos más intereses.

Hasta el momento dos de los seis principales fondos buitre (Dart y Montreaux Partners) aceptaron la propuesta. Por el contrario los principales acreedores de la Argentina como NML Elliot, el fondo encabezado por el multimillonario Paul Singer, Aurelius y Olifant mantienen su postura e insisten al juez Thomas Griesa para negarle a la Argentina el "stay" que le permitiría volver a los mercados de capitales.

Según informó el mediador Daniel Pollack, en los últimos días algunos de los denominados bonistas "me too", como Capital Markets Financial Services aceptaron las condiciones de pago ofrecidas por la Argentina y que de todas maneras todavía deben ser aprobadas por el Congreso de la Nación.

Griesa debe definir también este viernes si repone el "stay" (una suerte de medida de innovar) cuya aplicación le permitiría al país retomar los pagos de deuda reestructurada congelados por el magistrado neoyorquino desde agosto de 2014 sin temor a embargos para pagar a los fondos buitre.