La agresión a Andrea Taboada es la frutilla del postre de un repertorio de conflictos mediáticos de alto calibre.

Fernanda Iglesias quedó en el ojo de la tormenta después de que este jueves, en medio de una argumentación en el programa Nosotros a la mañana, agreda físicamente a su compañera en el panel Andrea Taboada.

La agresión le costó a Iglesias una suspensión en el programa y un fuerte repudio de todo el arco mediático. Lo que llama la atención es que este escándalo, lejos de ser una excepción en su carrera, es la frutilla del postre en un prontuario casi sin precedentes entre los periodistas.


Seguí leyendo en RatingCero.com.