Los resultados de la autopsia y otras evidencias indicaron que ningún tercero entró a la habitación del hotel Sheraton de Pilar, donde fue el empresario fue hallado sin vida, con un escopetazo en la cabeza.
El fiscal que investiga la muerte del empresario Martín Blaquier en el hotel Sheraton de Pilar, donde anoche fue hallado con un escopetazo en la cabeza, caratuló este viernes la causa como "suicidio", luego de los resultados de la autopsia y de otras evidencias que indicarían que ningún tercero entró a la habitación donde fue hallado el cadáver, informaron fuentes judiciales.

El agente fiscal Leonardo Loiterstein, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Pilar, se basó en el informe preliminar de la autopsia que indica que Blaquier murió de un único disparo de escopeta "compatible con una mecánica suicida", que ingresó por la boca y salió por el cráneo.
Además, los registros electrónicos revelaron que la puerta de la habitación 155 -donde ocurrió el hecho-, se abrió ayer con la tarjeta magnética que tenía Blaquier a las 16.39, y que no volvió a abrirse hasta el hallazgo del cadáver.
Según informó C5N, el cuerpo fue descubierto cuando cerca de las 20 de ese día, entraron a la habitación el conserje del hotel y un cuñado del empresario, a raíz de que este último recibiera un mensaje de Whatsapp de Blaquier, en el que le avisaba en qué hotel se encontraba y le pedía que "cuide" a Josefina, su esposa.
En la habitación había tres cartas, una dirigida a su primo Gastón Blaquier, en la que le pide disculpas y cuenta que lo engañó, que no tiene nada que ver (porque es el dueño del arma); otra a su familia y una última a su mujer, a quien le pide "perdón".