El secretario general de la CTA consideró por Radio 10 que el protocolo antipiquete que aplicará el gobierno nacional representa "un paso para atrás" y pidió que las organizaciones "autoregulen las protestas sociales".
El secretario general de la CTA, Hugo Yasky, rechazó el Protocolo para Manifestaciones Públicas que aplicará el Gobierno y aseguró que la iniciativa "muestra la voluntad de reprimir al pueblo".

En declaraciones a Radio 10, el líder gremialista consideró que para el gobierno nacional "el que es pobre y morocho tiene que ir preso por si acaso" y dijo que la implementación del protocolo antipiquete "genera las condiciones para que haya situaciones de represión" como la ocurrida en 2002 durante los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Dario Santillán.

Embed
"Las protestas tienen que autoregularse, las organizaciones nos tenemos que autoregular", admitió Yasky. No obstante, admitió que "imponerle a los trabajadores un ajuste e impedirles paritarias libres es grave".

En este sentido, arremetió contra la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y dijo que tiene "una mente limitada". "Considerar que en cinco minutos va a resolver las protestas sociales es propio de alguien que desprecia la democracia", disparó.