El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aseguró que "se ha tergiversado mucho" la propuesta del Ministerio de Educación y reiteró que el Ejecutivo nacional planteó como "objetivo de inflación" entre "un 20 o 25 por ciento".
Tras la suspensión de la firma del acta paritaria docente, el gobierno nacional intenta poner paños fríos y aclara que "se ha tergiversado mucho la propuesta" salarial.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, reclamó a los gremios docentes "ser cuidadosos" en la negociación paritaria a fin de que "cada provincia pueda tener los recursos para llegar a buen puerto".

El funcionario macrista insistió, en diálogo con radio Continental, con que la pauta inflacionaria será del 20 al 25 por ciento para este año y destacó que en el gobierno comenzaron a tomar "medidas para cuidar el empleo".

Asimismo, confirmó que Trabajo va a homologar los acuerdos que alcancen los gremios con las empresas porque, dijo, "así debe ser" y remarcó que "en el caso de docentes, la negociación es entre provincias y sindicatos".

El jefe de la cartera laboral apuntó "cuando se acerca el inicio de las clases es un momento de alta tensión en la negociación docente" pero advirtió que "hay que ser cuidadoso que cada una de las provincias pueda tener los recursos para que las negociaciones lleguen a buen puerto".

"Ha sido muy clara la propuesta del gobierno que quiere asistir a las provincias en su negociación paritaria y ha hecho una propuesta, en ese sentido, que la tiene que terminar de cerrar cada una de las provincias en sus negociaciones", indicó el funcionario.

Consultado si se prevé un límite del 25 por ciento para las paritarias de este año, Triaca explicó que desde el Ejecutivo nacional se planteó como "objetivo de inflación" entre "un 20 o 25 por ciento".

"Entendemos que en este contexto estamos mirando poner en marcha la economía y también cuidar el empleo y el bolsillo de los trabajadores", agregó.