La Vicepresidenta pronosticó una baja de la inflación recién para fin de 2016. "Creemos que va a estar entre 23 y 25 puntos", apuntó.
"Este año va a ser un año en el cual no vamos a poder darle a la gente todo lo que nos gustaría darle desde el Estado nacional porque el Estado nacional hoy no tiene un peso y encima estamos endeudados hasta el cuello. Si te ponés a comparar lo que era el gasto público en 2003, que era del 20 por ciento, con el 2015, que es del 40, habla por sí solo. Este va a ser un año duro", afirmó Michetti en diálogo con el diario salteño El Tribuno.

En tanto, consultada acerca de si las medidas que vienen tomando son más funcionales a empresarios que a trabajadores, explicó: "Nosotros necesitábamos de entrada producir el primer oxigeno en las economías regionales y en el campo argentino. esos dos sectores son los primeros que generan el efecto expansión en el interior del país para tener expectativas positivas. En los pueblos del interior no es que se favoreció el gran empresario, se favorecieron ya los productores de esas zonas y todos los servicios que tienen esas ciudades asociadas al campo. Nosotros ahora vamos a una paritaria, vamos a subir el mínimo no imponible de Ganancias, vamos a subir la asignación universal por hijo y vamos a aumentar las asignaciones familiares. Ese paquete, al que hay que sumarle la devolución del IVA para los productos de la canasta básica a los sectores de más bajos recursos, obviamente no es la panacea de nada, pero al menos nos ayuda a paliar los primeros meses hasta que hacia a fin de año tengamos la primera disminución real de la inflación, que nosotros creemos que va a estar entre 23 y 25 puntos".

En este sentido, habló de un plan antiinflacionario que como primera medida tiene solucionar el tema de los fondos buitre para conseguir financiamiento y en segundo lugar hacer "una gradual contracción de la emisión monetaria". "El Gobierno anterior venía haciendo una emisión desbordaba, si nosotros hacemos una contracción muy de golpe nos terminará pasando lo que pasa en esos ajustes que ningún pueblo soporta. Porque además son muy injustos parea la gente de menores recursos. Estamos tratando de ir por el medio: tenemos críticas por derecha y críticas por izquierda", concluyó.