Unos mil hinchas de River fueron el sábado a la noche a recibir al equipo a la puerta del hotel Ros Tower, en Rosario, donde concentró el equipo de Marcelo Gallardo y fue tanto el fervor que terminó en caos. Hubo piedrazos y balas de goma.
17534_incidentes_rosario.avi
Las vallas de contención fallaron apenas bajó el plantel del micro, aunque los jugadores lograron entrar al hotel. Luego hubo balas de goma y piedrazos que destrozaron los vidrios del lugar.

Fuentes policiales confirmaron esta mañana que en el momento en que arribó el micro que trasladaba a los jugadores al hotel, "entre 700 y 1000 hinchas millonarios comenzaron a abalanzarse para tomarse fotos y obtener firmas".

Pero la situación se desmadró y comenzo un forcejeo que derivó en un cruce entre un grupo de hinchas y la policía. De acuerdo al parte policial, los simpatizantes comenzaron a arrojar "piedras, botellas, baldosas y elementos provocaron varios traumatismos en empleados policiales y rompieron un vidriado del frente del hotel".

En el lugar personal policial identificó a uno de los agresores y procedió a su arresto. El detenido, un hombre de 39 años, fue trasladado a la Comisaría 3ª, quedando a disposición de la Justicia de Rosario.