El ministro de la predisencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, habló con Radio 10 en el marco del proceso electoral que vive hoy ese país, y en el que Morales busca renovar por cuarta vez su mandato.
Juan Ramón Quintana Bolivia
Millones de bolivianos votan desde este domingo por la mañana en el referendo donde debe definirse si aceptan una nueva enmienda que permita que el presidente Evo Morales pueda volver a ser candidato en el 2019, una consulta para la que el mandatario deseó una alta participación.

Mientras en argentina los medios hablan de un "empate" en la votación, en diálogo con Radio 10, Quintana seguró: "Los medios de comunicación siempre son parciales" y dejó saber que están "muy contentos y somos muy optimistas con que el pueblo boliviano sepa valorar los cambios que se han logrado en la última década".

"Hay gran participación", destacó además el ministro de la presidencia boliviana, quien vaticinó que para Bolivia "sería positiva una continuidad del crecimiento que ha vivido el país".

Morales votó en una mesa de la unidad educativa de "Villa 14", con seguidores, dirigentes de los productores de coca y varios periodistas y camarógrafos como escoltas, ante quienes expresó que el país "está en la mira de todos (por) otra forma de gobernar, gobernar obedeciendo al pueblo como decía el Subcomandante Marcos".

Morales gobierna a Bolivia desde el 22 de enero de 2006. Logró ser reelegido en 2009 y 2014, y ahora aspira a que el "Sí" gane el referendo constitucional para ser candidato en 2019.

En total están llamadas a las urnas 6,5 millones de personas, que votarán en 29.200 mesas electorales. En Bolivia el voto es obligatorio bajo pena de sanción económica o inhabilitación de 90 días para realizar trámites u operaciones bancarias.

La consulta también se llevará a cabo en 33 ciudades extranjeras en las que viven 258.990 bolivianos registrados ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE).