Camila vive en la vivienda contigua y dio detalles por C5N sobre cómo fue el hallazgo de los cuerpos en la propiedad en la que un abuelo mató a su hija, a sus nietos y se suicidó. "El olor era muy fuerte", describió.
17634_ballester3.avi
"El sábado por la tarde se sentía un olor muy fuerte. Los vecinos se asomaron y vieron moscas y moscas verdes y llamaron a la policía. Vino un patrullero y aclararon que sin un fiscal no podían entrar. Entonces fueron a hacer la denuncia a la comisaría y vino el patrullero otra vez. Ahí el policía dice ´Este es olor a muerto´", afirmó Camila, quien vive del otro lado de la casa ubicada en Emilio Zola, entre Asamblea y Siglo XX, en Villa Ballester.

En este sentido, la mujer dijo que los vecinos pensaban que el olor provenía de un pedazo de carne olvidado ya que la familia estaba en proceso de mudanza. "Como no lo conocíamos al hombre y estaba en proceso de mudanza, pensamos que era un pedazo de carne. Vino la policía científica y los bomberos y después de muchos golpes abrieron la puerta y ahí vieron al hombre colgado y los demás arriba de la mesa junto a las cartas que dejó".

La vecina explicó que la familia no llegó a vivir en el lugar y que iban y venían. En cuanto al operativo, describió que la policía científica tuvo que entrar "con barbijos" mientras que los bomberos debieron "ponerse sus trajes y las máscaras". "Sigue el olor, sigue muy fuerte", concluyó.

Un hombre de 66 años mató a su hija, a sus dos nietos y se suicidó en una vivienda de la localidad bonaerense de Villa Ballester tras dejar una carta en la que dijo que cometió los crímenes para "liberarlos" del padre que abusaba de los niños.

Según informó C5N, el abuelo, llamado Andrés Fidel Mazzei de 66 años, habría usado un arma blanca para matarlos y suicidiarse y dejó una carta fechada el 16 de febrero. "Los maté para liberarlos y que tengan una mejor vida porque su padre los abusaba", dice el escrito.

Los cadáveres fueron hallados el sábado por la noche en una casa ubicada en la calle Emilio Zola, entre Asamblea y Siglo XX, en el mencionado distrito del partido de San Martín.

Fuentes policiales informaron que los vecinos alertaron al número de emergencias 911 dado que de ese inmueble salía un olor nauseabundo.

Personal de la comisaría 2da. de Villa Ballester y de Bomberos arribó al lugar, donde tuvieron que derribar la puerta de entrada porque nadie respondía.

Según las fuentes, al ingresar a la vivienda, los efectivos encontraron ahorcado a un hombre, identificado como Andrés Fidel Mazzei.

Además, una mujer, llamada Florencia (33), estaba muerta arriba de una mesa y sus dos hijos de 8 y 11 años fallecidos en una habitación.

Los voceros dijeron que todos los cuerpos estaban en avanzado estado de descomposición y que, en principio, se determinó que la mujer y los niños fueron asesinados a cuchillazos.

Sin embargo, los investigadores aguardaban esta mañana el resultado de la autopsia para determinar las causas de la muerte.

El personal policial encontró una carta escrita por Mazzei con fecha del martes último en la que aseguró que cometió el triple homicidio de su familia debido a que el padre de los chicos abusaba de ellos.

No obstante, los investigadores todavía no encontraron al hombre para tomarle declaración testimonial, dijeron las fuentes.

La familia Mazzei residía en la localidad de José León Suárez y hacía una semana que alquilaba la casa en la que ayer aparecieron los cuatro cadáveres.

El hecho es investigado por el fiscal Marcelo Sendot, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial San Martín.