La bajada de bandera pasará a valer $20 y la ficha $2. El aumento lo anunció el titular de la Federación Metropolitana de Autos, Enrique Celi, quien aseguró que la situación del sector está "bastante complicada".
"El aumento de los costos de vehículos y el mantenimiento han subido mucho más", subrayó Celi en declaraciones televisivas y resaltó que "el incremento se trasladará al sueldo de los choferes". En ese sentido, alertó: "Hoy por hoy estamos en una situación bastante complicada".

Así, marzo empezará con los precios actualizados de los viajes en taxi, incremento que se acoplará a otros aumentos ya anunciados en diversos sectores, como tarifas eléctricas y cuotas escolares.

Mientras tanto, el Gobierno analiza aplicar nuevas subas en la nafta, lo cual impactaría en el valor de los transportes y podría generar otro aumento en los taxis. El último ajuste en ese sector se había dado en mayo último, cuando las tarifas habían aumentado un 18% y había llevado la bajada de bandera a $16,90 y la ficha a $1,69.

El precio de viajar en taxi es uno de los que más aumentos exhibió durante los últimos años a causa de que no recibe subsidios del Estado. Celi estimó que, sin el incremento, el peón de taxis gana alrededor de $14.000, al tiempo que en Capital Federal hay unos 38.000 vehículos.

Sin embargo, aclaró que no todos ellos tienen choferes ya que, en algunos casos, prefieren conducir camiones o colectivos por la menor carga horaria. Evaluó, a su vez, que el valor de "cualquier coche está entre 250 y 280 mil pesos". En tanto, se quejó de que "no hay autos para entregas y la demora es de 90 a 120 días", por lo cual puntualizó que la mayoría de los coches en circulación tienen una antigüedad de 7 años.