La Cámara del Crimen evaluará si el caso debe pasar o no al fuero federal. Según se pudo saber a partir de trascendidos judiciales, habría definiciones en marzo.
La Cámara del Crimen convocó a una audiencia para el 18 de marzo próximo, antes de definir si la causa sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman sigue a cargo de la jueza Fabiana Palmaghini o si debe cambiar de fuero, y pasar al federal, tal como lo piden las querellas.

La Sala VI de la Cámara citó para ese día a las 9:30 a una audiencia en la que deberán presentarse las querellas que representan a las hijas de Nisman y a la madre del fallecido fiscal y al fiscal general Ricardo Sáenz.

El fiscal Sáenz deberá presentar previamente un dictamen en el que opinará si el caso debe pasar al fuero federal, como lo viene solicitando la ex mujer de Nisman, y jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, o si permanece en el fuero de instrucción. El fiscal tiene plazo hasta este jueves a las 9:30.

La Cámara escuchará luego a las querellas en una audiencia pública en la que estarán presentes el fiscal Sáenz y los abogados querellantes Manuel Romero Victorica y Federico Casal, representantes de Arroyo Salgado y sus hijas, y Pablo Lanusse, letrado de Sara Garfunkel, la madre de Nisman.

Luego de la audiencia, los jueces Marcelo Lucini, Mario Filozof y Rodolfo Pociello Argerich, tienen cinco días hábiles para resolver.

Los querellantes sostienen que Nisman fue asesinado y que fue una muerte vinculada con su condición de fiscal. Por ende, afirmaron que no les correspondía a la jueza Palmaghini y a la fiscal Viviana Fein seguir investigando el caso ya que los delitos cometidos por o en contra de un funcionario federal en relación con su cargo los investiga la justicia federal. Esto fue rechazado por la jueza, y ahora deberá resolver la Sala VI de la Cámara.

Para la jueza todavía falta agotar una gran cantidad de pruebas antes de decir si se trató de un asesinato o de un suicidio y se debe concretar la realización de una junta interdisciplinaria médico-criminalística, que la propia querella había pedido. Además el 29 de febrero debe declarar el ex espía Antonio Stiuso.

El planteo de incompetencia fue hecho por los tres abogados –Juan Pablo Vigliero, Federico Casal y Manuel Romero Victorica– designados por la ex esposa de Nisman, y por Pablo Lanusse, el representante de la madre y la hermana del fiscal.

Palmaghini rechazó el pedido de incompetencia y convocó a una junta interdisciplinaria de forenses y criminalistas para despejar dudas, aunque en el expediente hasta ahora no hay indicios de que Nisman haya sido asesinado.

Mientras tanto, la Cámara deberá resolver si mantiene a la jueza o si considera que el caso debe tramitar en el fuero federal.