Son las líneas 440, 315 y 740. Los trabajadores tomaron la medida luego de que un colectivero sufriera cortes durante un robo el lunes por la noche. El fin de semana ya habían sufrido tres asaltos similares.


colectivos.avi
El hecho ocurrió en el barrio Santa Brígida alrededor de las 21 del lunes, cuando finalizando el recorrido, el chofer de nombre Martín, quedó con un solo pasajero en el móvil. Allí, el supuesto usuario, lo amenazó y comenzó a robarle sus pertenencias.


No contento con el botín obtenido, optó por acuchillarlo en diferentes partes del cuerpo. Fue trasladado a un Hospital, donde lo atendieron y se encuentra fuera de peligro. Luego de este suceso, los trabajadores decidieron realizar un paro por 24 horas, esperando alguna respuesta de la empresa y las fuerzas de seguridad.

Los trabajadores se nuclearon en la cabecera de San Miguel y explicaron que durante el fin de semana ya ocurrieron tres hechos similares. En uno de los robos, también resultó herido un chofer.