El experto de seguridad informática Eugene Kaspersky dijo que objetos cotidianos como una cafetera o un televisor inteligentes pueden ser blanco de cyber ataques, ya que este tipo de aparatos suelen estar en manos de personas con solvencia económica.
Lo explicó en una conferencia durante la jornada inaugural del Mobile World Congress, que arrancó en la localidad barcelonesa de L'Hospitalet de Llobregat.

El experto se refirió a un experimento realizado por la compañía Kaspersky Lab en la que se demostraba que una cafetera conectada a internet puede ser puerta de entrada para que los piratas accedan a información personal.

En este sentido, apuntó que la aparición del internet de las cosas (IoT) y el aumento de la movilidad provocó una transformación este tipo de delitos.

Asimismo, destacó que en la actualidad pierden peso los troyanos que se meten en un sistema y toman el control.

En este sentido, auguró que cada vez habrá más programas malignos residentes en la memoria o sin archivo, lo que reduce las huellas que quedan en los sistemas infectados y dificulta la detección de los malhechores.

El experto dijo que cada vez habrá más personas que se dedicarán "trabajar" en este tipo de delitos informáticos por su constatada rentabilidad, aunque puntualizó que no todos los piratas informáticos tienen la misma habilidad para romper la seguridad de grandes corporaciones.

A corto plazo también se verá, según Kaspersky, cómo el foco de los cyber ataques financieros se traslada hacia los sistemas alternativos de pago ideados para dispositivos móviles.

También defendió una buena educación en materia de seguridad informática y la implementación de soluciones en todos los dispositivos son las grandes claves para zafarse de los delincuentes de la red.