Christian Fritz, el único argentino que sufría el síndrome de Proteus -más conocido como "el hombre elefante"- caracterizado por el crecimiento desproporcionado de los órganos y la deformación de los huesos, murió este domingo de un paro cardiorespiratorio en el Hospital de San Isidro donde se encontraba internado.
La lucha del periodista deportivo no fue en vano, hasta su nacimiento no existía un protocolo para tratar la afección en nuestro país. Hoy, un grupo de 37 médicos del Hospital de niños Ricardo Gutiérrez, trabajan en base al aprendizaje de todos estos años. También participó en la investigación para posibles curas aplicables en el futuro.

A causa de este padecimiento, tuvo 15 intervenciones quirúrgicas, pero su enorme fortaleza interior y el apoyo de su familia le permitieron salir adelante. Sólo se han confirmado 200 casos en todo el mundo, y el suyo era el único caso en Argentina.

A fines del año pasado, Fritz se mostró contento y esperanzado por el descubrimiento de la proteína que causa el síndrome. Estaba dispuesto a viajar este año a Estados Unidos para ser sujeto de prueba en el desarrollo de una cura definitiva. Sin embargo, no pudo ser.

Christian Fritz en Tabu

En tanto, el Concejo Deliberante de San Isidro expresó su pesar por el fallecimiento de sanisidrense y destacó su labor en la comunidad.

Entre otras actividades, a Fritz se le ocurrió transcribir la película "El hombre elefante", de David Lynch, que describe la historia real de una persona con el mismo síndrome. Además, tenía su propio programa de radio y colaboraba con el municipio de San Isidro en distintos programas de discapacidad.

Fue una de las personas elegidas la campaña "Gente que SI", iniciativa del legislativo sanisidrense y de la agencia Prójimo, de La Cava, que tuvo como objetivo dar a conocer historias de gente de San Isidro que realiza actividades extraordinarias por los otros, por la ciudad donde vive y por amor a la vida.

En una de sus últimas apariciones públicas, presentó en diciembre de 2015 en el Concejo Deliberante de San Isidro su nombramiento como Embajador de la Paz, título otorgado por la organización Mil Milenios de Paz que cuenta con el auspicio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y Diversificación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).