Catriel Etcheverri
Catriel Etcheverri
En la comparación interanual la suba de precios alcanzó el 35,1% y acumula desde la llegada de Mauricio Macri al poder una expansión del 10,6%. Esparcimiento, Transporte y Comunicaciones y Viviendas y Servicios Básicos, los rubros en que más se sintió la escalada inflacionaria.
La Dirección Provincial de Estadísticas y Censos de San Luis, dio a conocer este martes el Índice de Precios al Consumidor (IPC) para el mes de enero. Para el primer mes del año registró un alza general de los precios del 4,2% mientras que en la variación interanual, enero 2015 contra enero 2016, la inflación se ubicó en el 35,1%.

Este índice, junto con el IPC que elabora la ciudad de Buenos Aires, son tomados por el gobierno nacional como la referencia a la hora de hablar de inflación mientras avanza la elaboración de un nuevo índice oficial en el INDEC.

Así entre el IPC ciudad y el IPC San Luis la inflación promedio en enero fue de 4,15% y acumula desde diciembre pasado cuando asumió Mauricio Macri al frente del gobierno nacional un alza general de los precios, en promedio, del 9,35%.

A diferencia de diciembre cuando el IPC San Luis había prácticamente duplicado al medido por la Ciudad (6,5% contra 3,9% medido en CABA), en enero una mínima diferencia separó a ambos índices (4,2% en San Luis contra 4,1% en la ciudad).

En tanto, mientras que en enero la mayor suba en el índice de inflación estuvo motorizada por un rubro clave, "alimentos y bebidas", esta vez el ítem que sintió con más vigor el impacto inflacionario fue "Esparcimiento" (13,8%), seguido de "Transporte y Comunicaciones" (6,8%) y "Viviendas y Servicios Básicos" (6,8%).

Semanas atrás distintas fuerzas de la oposición comenzaron a difundir nuevamente el denominado IPC Congreso ante la falta de estadísticas oficiales fiables. En aquella oportunidad el diputado del Frente Renovador, Marco Lavagna, advirtió que la inflación acumulada para los meses de noviembre, diciembre y enero alcanzó el 9,9% mientras que sólo en enero fue del 3,6%.

Lavagna destacó que lejos de contenerse, la expansión de precios parece acelerarse y destacó que se esperan índices igualmente altos en los próximos meses. "La inflación interanual se ha ido incrementando y pasó del 25% en octubre al 30% en enero" señaló y agregó: "En febrero lo que estamos viendo es que lejos de que la inflación baje va a pegar fuerte en la canasta de útiles escolares y hay que tener en cuenta que en marzo recién se va a ver el efecto del aumento pleno de las tarifas".

Luego de avanzar con una fuerte de devaluación que ya superó el 54% desde la salida del cepo cambiario, la contención de la inflación se convirtió en la principal batalla para el gobierno de Mauricio Macri. A pesar de que todo el Gabinete nacional se encuentra encolumnado detrás de las expectativas inflacionarias marcadas desde el ministerio de Economía que comanda Alfonso Prat Gay y que las ubican en torno al 20% - 25%, desde distintos sectores aseguran que difícilmente sea inferior al 35%.

En medio de la discusión paritaria con los docentes y a pocas semanas que comiencen las negociaciones en algunos gremios clave, el gobierno de Macri intenta contener las demandas sindicales merced de "beneficios" paralelos como cambios Ganancias (que según lo anunciado se revelaron insuficientes, más trabajadores estarán alcanzados por el tributo, no se modificaron los escalas y sólo los trabajadores que más ganan verán mejoras sustanciales en sus sueldos), extensión y mejoras de las asignaciones familiares (no se universalizaron como pedían los gremios) y la liberación hacia las obras sociales sindicales del Fondo Solidario de Redistribución que maneja el Estado a través de la Superintendencia de Servicios de Salud que consta de unos 26 mil millones de pesos.