Investigadores señalan que el anillo redujo infecciones del VIH menos de un tercio.
En un nuevo enfoque sobre la prevención del virus del sida, las mujeres redujeron ligeramente su riesgo de infección insertándose un anillo vaginal cubierto con un fármaco una vez por mes, según los resultados de dos estudios en África.

El anillo resultó seguro aunque redujo las infecciones del VIH en menos de un tercio, reportaron los investigadores el lunes, pero sorpresivamente dio muchos mejores resultados en las mujeres de más de 24 años, lo que dejó la duda de si las mujeres más jóvenes, que obtuvieron poco o ningún beneficio, no utilizaron el dispositivo de manera adecuada.

"El hecho de que una mujer tenga una herramienta de prevención que pueda controlar es un objetivo importante", comentó el doctor Jared Baeten, de la Universidad de Washington, quien dirigió un estudio sobre el anillo financiado por los Institutos Nacionales de Salud. "Quiero que las mujeres tengan anillos, píldoras y otras estrategias para que puedan escoger lo que más les resulte".

Pese a los interrogantes que plantean los estudios, la Sociedad Internacional para Microbicidas, sin fines de lucro, dijo que considera los resultados suficientemente prometedores como para buscar la aprobación regulatoria a fin de usarlo en partes de África.

"No se puede decir que hasta que algo esté perfecto habrá que esperar", afirmó la doctora Zeda Rosenberg, directora ejecutiva y fundadora de la Sociedad. "Tenemos que ofrecer opciones a las mujeres".

Las mujeres representan más de la mitad de los 37 millones de personas en el mundo que tienen el VIH, en su mayoría en África y los científicos han buscado herramientas para ayudarles a protegerse cuando sus parejas no usan condón.

Aparte de los condones, las personas saludables también pueden tomar una píldora diaria contra el sida para reducir los riesgos si su pareja está infectada. La llamada "profilaxis previa a la exposición" no está muy disponible en los países pobres.

Pero la disparidad en la edad hallada en los estudios sobre el anillo es tan enigmática que los Institutos Nacionales de Salud planean consultar con expertos externos sobre los próximos pasos de la investigación.

"Será absolutamente crítico" determinar si las mujeres más jóvenes no cumplieron cabalmente con las instrucciones o si hay aluna diferencia biológica, advirtió el doctor Anthony Fauci, director del Instituto de Alergia y Enfermedades Infeccionas, de los Institutos.

En Estados Unidos se venden anillos vaginales para control de la natalidad, pero la versión contra el sida experimentada en África no contenía anticonceptivos. En cambio, desprende lentamente un fármaco experimental bloqueador del virus llamado dapivirina en el tejido que rodea la vagina. Las mujeres deben reemplazar el anillo una vez por mes.

Los dos estudios que abarcaron a más de cuatro mil 500 mujeres en África son presentados en la Conferencia Retrovirus en Boston. Compararon a las mujeres que utilizaron el anillo con dapivirina con quienes emplearon otro anillo idéntico pero sin el fármaco.

Ofreció una protección modesta, una reducción del 27 por ciento al 31 por ciento en el riesgo del VIH, pero el estudio de ASPIRE, financiado por los Institutos Nacionales de Salud en Malawi, Sudáfrica, Uganda y Zimbabue, halló que las mujeres de más de 24 años disminuían el riesgo en 61 por ciento, las de 18 a 21 esencialmente no recibieron beneficio alguno, según Baeten.