La Policía recuperó el lunes una casilla rodante que estaba en una obra en construcción y que había sido denunciada como robada en la ciudad neuquina de Plottier. Sin embargo, un albañil dijo que se la había comprado a su dueño "de buena fe".
El dueño del rodado había denunciado que se lo habían robado el domingo y desde la Comisaría 7ª montaron un rastrillaje en chacras y distintos barrios de Plottier, según el diario LM Neuquén. Tras una investigación, fueron informados de que la casilla podría estar en Neuquén.

"Con ese dato, los efectivos se dirigieron hasta ésta ciudad, donde entrevistaron a un hombre de 59 años de edad, quien reconoció haber comprado la casilla a su jefe y que la misma se encontraba en una obra en construcción ubicada sobre la calle Juan B. Justo al 756", indicaron desde la Policía.

Una vez en el lugar, el personal policial pudo encontrar el vehículo, que por disposición de la Fiscalía interviniente, fue secuestrado y más tarde restituido a su propietario. Pese a que el patrón del hombre consultado por los efectivos, manifestó haber comprado la casilla de buena voluntad, no pudo tenía papeles que corroboren la compra, por lo que la Policía debió secuestrarla.