Se extenderá durante todo el miércoles. Ante el anuncio del Gobierno de que puede haber más despidos en el sector público, desde ATE advirtieron que "la respuesta de los trabajadores será más dura".
El paro que comenzó esta medianoche y se extenderá durante todo el miércoles fue convocado por los trabajadores de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), CONADU Histórica y Federación Judicial Argentina -al que se plegarán otros gremios estatales de la CTA Autónoma.
Este martes, el Gobierno reconoció que puede haber más despidos en el sector público ya que está analizando alrededor de "25 mil contratos que se habían iniciado en los últimos tres años", y ante esa posibilidad, desde ATE advirtieron que "la respuesta de los trabajadores será más dura".
El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, indicó esta mañana que puede "podría haber más (despidos) en el caso de que se detecten contratos que no están cumpliendo una función específica o que tenían origen de una militancia, entre comillas, financiada por dineros públicos".
Al respecto, el titular de ATE, Hugo "cachorro" Godoy, señaló en declaraciones a la agencia DyN que desde el gobierno "están queriendo apagar el incendio con nafta, están redoblando su apuesta" y ratificó que mañana a las 11 el gremio realizará una movilización desde la intersección de Avenida de Mayo y la 9 de Julio hasta la Casa de Gobierno, la cual "tendrá su correlato en todas las capitales provinciales".

En declaraciones radiales, Ibarra sostuvo que el Gobierno hizo "un corte" con los despidos el 31 de enero, cuando se dieron de baja 6.300 contratos, pero ahora está analizando nuevos casos, por lo que "puede haber otras no renovaciones".
Por eso, precisó que se están revisando "24, 25 mil contratos que se habían iniciado en los últimos tres años, lo que era un número bastante importante respecto a lo que se venía haciendo".
El ministro también manifestó que otro tema que están analizando "son situaciones de convenios con universidades porque en algunos casos se está escondiendo recurso humano aplicado a distintas tareas".
"Es tremendo que haya convenios que, por ejemplo, impliquen la prestación de pagar el auto del ministro de Salud (Jorge Lemus)", cuestionó Ibarra, quien expresó que "el Estado nacional no sabe cuánta gente trabaja en el Estado porque no sabe cuánta gente trabaja en esos convenios".
En este sentido, dijo que no descarta "que haya convenios que no correspondan y otros que sí", pero señaló que no puede decir cuántos contratos se van a dar de baja porque "es responsabilidad de cada ministerio".
Según indicó Ibarra, lo primero que quiere hacer el Gobierno "es ordenar el empleo público" para "saber en cada área cuánta gente está trabajando efectivamente".
"Si no tenemos idea de la dotación del Estado mal podemos hacer una política pública asociada a jerarquizar al empelado público", sentenció el funcionario.
Por su parte, Godoy remarcó que "el paro nacional" con movilización que encabezará ATE "se hace porque ni el presidente (Mauricio) Macri, ni nadie del gobierno ha dado una respuesta favorable a nuestro pedido de cese de despidos".
"Si a horas de la realización del paro el gobierno está redoblando su apuesta, no tengan dudas que la respuesta de los trabajadores será aún más dura", sentenció el dirigente gremial.
Junto a los estatales, se movilizarán la Federación de Médicos, la Federación Judicial bonaerense, la CONADU histórica, los docentes y los señaleros ferroviarios que responden a Rubén "el pollo" Sobrero y que "se sumaron solidariamente" para rechazar los despidos en el sector público.