Zack Moore llegó a pesar más de 200 kilos, pero después de una internación de emergencia decidió cambiar su vida para poder ver crecer a su hijo.
Un productor de peleas de artes marciales mixtas dio el ejemplo en materia de físico con su increíble transformación tras perder 133 kilos en un año y medio de tratamiento.

Zack Moore, de 35 años, fue internado de urgencia tras intoxicarse con un alimento en 2013, y su estadía en un hospital de Florida, Estados Unidos, fue el puntapie inicial para bajar de peso, informó el sitio Daily Mail.

padre.jpg
El productor de peleas pesaba 209 kilos al momento del episodio, pero dejó el cigarrillo y las gaseosas durante su internación, y ya en su casa renunció a la comida chatarra y al azúcar, lo que le permitió comenzar a bajar de peso: 48 kilos en 100 días.

Un año más tarde, Moore se sometió a un bypass gástrico que le permitió bajar 133 kilos hasta llegar a la muy saludable marca de 76, pero sólo después de pasar por una operación para que le retiraran el exceso de piel.

Embed

Face off Friday. #faceofffriday #facetoface #weightloss #wls #ryn #gastricbypass #onederland #isavedmylife #diet #extremeweightloss

Una foto publicada por ~~~ Zach Moore ~~~ (@superz3161981) el

El increíble cambio de Moore dio lugar a sospechas entre sus seguidores de Instagram, pero el productor aseguró que hizo un esfuerzo real por su mujer, Amber, y el hijo de ambos, Zack (h).

"El resultado fue inesperado para mí, para mi familia y para mis médicos, pero cuando la gente me pregunta contesto la verdad", aseguró el hombre.