El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia confirmó el triunfo del "No" en el referendum constitucional celebrado el domingo, lo que impide al presidente del país, Evo Morales, volver a ser candidato en las elecciones de 2019.



El "No" se impuso con un 51,31% frente al 48,69% del "Sí" con un cómputo del 99,49% de los votos, afirmó la presidenta del TSE, Katia Uriona, en un informe realizado la noche de este martes.

Uriona destacó ante los medios que la institución ha respondido al compromiso asumido y ha avanzado "en el fortalecimiento de la democracia" al ratificar en la verificación de los votos la decisión tomada por los bolivianos en la consulta del pasado domingo.

"Concluimos con la satisfacción del deber cumplido", sostuvo.

El triunfo apretado del No sobre el Sí es un rechazo a la propuesta del oficialismo de modificar un artículo de la Constitución para ampliar el número de mandatos presidenciales consecutivos permitidos de dos a tres.

Morales y su vicepresidente, Álvaro García Linera, pidieron apoyo a la propuesta con el propósito de postular otra vez en los comicios del 2019 para buscar un cuarto mandato consecutivo hasta el 2025.

Ambos gobiernan Bolivia desde el 22 de enero de 2006, asumieron su segundo mandato en 2010 y el tercero en 2015.

El tándem presidencial pudo presentarse a los comicios de 2014 gracias a un fallo del Tribunal Constitucional que avaló que su primer mandato (2006-2010) no cuenta porque el país fue refundado como Estado Plurinacional en 2009.

Hasta hoy en la tarde, los gobernantes creían que el Sí podía remontar en el cómputo y superar al No con el apoyo de los votos de la población campesina e indígena y del exterior, que fueron los últimos en ser escrutados.

Morales, cuyo tercer mandato se cumplirá en enero del 2020, adelantó hace unos días que de ganar el No, su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), sí se iba a presentar en los comicios del 2019 con otros candidatos.