El presidente Mauricio Macri completó este miércoles los estudios pendientes de los chequeos realizados, en el marco del seguimiento médico por la lesión en una costilla que sufrió en un accidente casero el pasado 8 de enero.
Esta mañana, el Jefe de Estado concurrió al centro médico de la Fundación Favaloro y se realizó estudios funcionales respiratorios que no fueron hechos en su primer chequeo de enero.

La noche del viernes 8 de enero, Macri sufrió un accidente mientras jugaba con su hija en la Quinta "Los Abrojos".

Según trascendió, el jefe de Estado perdió el equilibrio mientras jugaba con su hija Antonia y cayó haciendo peso sobre un costado del cuerpo, lo que le provocó la fisura del arco posterior de la décima costilla derecha.

Tras el accidente, el presidente fue derivado a una institución médica de la zona donde se constató la lesión y se le indicó el uso de una faja y tratamiento sintomático con control evolutivo.