Ocurrió durante la movilización de los trabajadores estatales de Córdoba. El animal tomó con su boca la pirotecnia que había sido lanzada por los manifestantes.
Este martes, durante la marcha de los trabajadores estatales en Córdoba una perra mordió una bomba de estruendo que había sido lanzada por los manifestantes, cerca de la Plaza San Martín.

El uso de la pirotecnia en las manifestaciones es moneda corriente y las animales suelen ser las víctimas. Esta vez, la perra fue alcanzada por la bomba que le provocó heridas en el tímpano. Finalmente fue asistida en una veterinaria, donde le salvaron la vida.