Más enamorados que nunca, la Reina Máxima y el Rey Guillermo aprovecharon las vacaciones de invierno de la Familia Real para celebrar su aniversario a 14 años de su casamiento.

Acompañados por sus hijas Amalia, Alexia y Ariane, festejaron su amor a pura aventura en la pista austriaca de Lech Am Arlberg.

Seguí leyendo más en RatingCero.com.