El jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, se comprometió este miércoles a incluir a dirigentes de la UCR en las actividades oficiales del Gobierno nacional, y a rever el esquema de comunicación presidencial.
En el marco del encuentro convocado por el radicalismo en la localidad bonaerense de Luján, y al que fueron invitados miembros del Gabinete nacional, Peña consideró que "el rol de Cambiemos en ambas cámaras del Congreso será fundamental" y se refirió a las elecciones legislativas de 2017.

"Podemos discutir la táctica, la instrumentación, la velocidad, pero no que somos parte de un equipo que tiene las mismas ideas", indicó el funcionario, que además adelantó que "aceitará" el esquema de comunicación y que incluirá a dirigentes radicales "en la próxima reunión de Gabinete ampliada que se realizará el 2 de marzo en Tecnópolis", según informaron fuentes del encuentro.

En relación a la unidad parlamentaria del bloque oficialista, Peña expresó que el nuevo gobierno encarna un proyecto "que nos pertenece a todos" y que en 2017 deberá demostrar "que trae un conjunto de valores que ayuden a la Argentina a estar mejor".
Por su lado, y también invitado al cónclave de la UCR, el ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio, ratificó el tono que tendrá el discurso del presidente Mauricio Macri al abrir en el Congreso las sesiones ordinarias el próximo 1 de marzo.

Embed

"Va hacer un balance de lo encontrado en Argentina, pero también exhibirá nuestra expectativa", adelantó, al tiempo que añadió: "El Gobierno kirchnerista nos dejó una trampa, pero eso genera grandes desafíos para la Argentina" y señaló que "la obligación que tenemos es resolver los problemas que se nos presentan".
En este sentido, Frigerio destacó el trabajo "en equipo" para llevar adelante la gestión, y consideró que Cambiemos es "un equipo que se tiene que ir acomodando y aceitando en su funcionamiento; hemos cometido errores que tienen que ver con el hacer, pero estoy convencido que estamos en el camino correcto".
Durante el encuentro, los principales dirigentes del radicalismo realizaron una autocrítica sobre el rol del partido dentro de la alianza Cambiemos y, en este sentido, el presidente de la UCR, José Corral, expresó que "muchos de los errores de estos días han sido por falta de políticas y el radicalismo tiene que colaborar a esta coalición con la capacidad política". "Tenemos que tener mucha paciencia, pero en un sentido estratégico", agregó.

Embed
En tanto, el presidente del bloque radical en el Senado, Angel Rozas, manifestó que el partido no es "furgón de cola de este gobierno", sino "parte indisoluble de este Gobierno", al tiempo que reclamó la necesidad de "ocupar un lugar preponderante".
Según el presidente del interbloque Cambiemos en la Cámara baja, Mario Negri, "el desafío del radicalismo es encontrar el lugar", y planteó: "No podemos ser socios en silencio; nosotros somos presidentes del interbloque, pero no somos dueños del Gobierno; los manifiestos desequilibrios en las coaliciones terminan produciendo fracasos".
Entre otros, participaron de la reunión el ministro de Defensa, Julio Martínez; los diputados nacionales Ricardo Alfonsín y Julio Cobos; el senador nacional Luis Naidenoff.
También el secretario general del Comité Nacional de la UCR, Walter Ceballos, quién señaló: "Es importante que como partido debatamos nuestro rol en Cambiemos, en el cual creo que debemos mantener nuestros valores e ideas tanto ejerciendo el rol legislativo como en nuestras responsabilidades dentro del Gobierno".