El secretario de Seguridad Interior se mostró por Radio 10 conforme con la aplicación del protocolo para evitar cortes de calle, pese a que durante la marcha de ATE se interrumpieron varias arterias en la Ciudad. "Había vías alternativas", argumentó.


Embed

El secretario de Seguridad Interior, Gerado Milman, defendió el protocolo antipiquete que, a su entender, se aplicó durante el paro nacional de los trabajadores estatales y reafirmó que la medida del Gobierno busca "armonizar los derechos" de todos los ciudadanos.

En declaraciones a Radio 10, el funcionario remarcó que ayer "hubo vías alternativas por las que se podía transitar con normalidad". Ese no fue el caso en la esquina de las avenidas Callao y Corrientes, donde se concentraron los manifestantes.

"Una marcha trae problemas para transitar pero también existe un derecho de manifestación", remarcó Milman para negar cualquier versión que indique que el gobierno intenta terminar con las manifestaciones.